• Patricio Yon León

EL MERCADO NO LE TIENE MIEDO A LAS ELECCIONES DE EEUU.

Actualizado: 26 de oct de 2020

Luego de tres semanas de alzas, esta fue la primera en que los principales índices accionarios mostraron bajas marginales. El MSCI All Countries World Index cerró la semana con una baja de 0,01%, el S&P 500 en un 0,53% y el Nasdaq 100 lo hizo en un 1,35%, manteniendo un retorno acumulado en lo que va de este año de 4%, 7,39% y 32,72% respectivamente.


iShares MSCI All Countries World Index ETF, 23-oct-2020.


S&P 500 Index, 23-oct-2020.


Nasdaq 100 Index, 23-oct-2020.


Aunque es probable que de aquí al 3 de noviembre, día de las elecciones presidenciales, los inversionistas se abstengan de hacer apuestas importantes, hay otros eventos que están atrayendo su atención: la negociación por una segunda ronda de estímulo fiscal, cambio en la percepción de riesgos y la temporada de resultados del 3Q20.


¿Hay fundamentos para esta distracción?


Las elecciones presidenciales. Revisando la historia de elecciones pasadas, podemos observar que las acciones tienden a subir con independencia de quién salga elegido, algo que intuitivamente ya está en el colectivo del mercado por tratarse de EEUU, una de las democracias más sólidas del mundo en términos económicos, culturales e institucionales.


De acuerdo a Dow Jones Market Data, entre 1920 y 2019, ambas cámaras fueron controladas por un partido por la suma de 45 años. En dichos períodos, el S&P 500 subió en promedio 7,45% anual.


En los otros 46 años, el poder estuvo dividido y partidos diferentes controlaron el senado y la cámara de representantes. En estos períodos, el S&P 500 subió un promedio anual de 7,26%.


Las olas de venta post-elecciones también son raras. Entre la fecha de la elección y la fecha de inicio del nuevo gobierno, los datos muestran que ni el S&P 500 ni el Dow Jones Industrial Average se movieron más allá de un 3,2%.


Las únicas dos excepciones que encontramos entre los años 1929 y 2019, son: 1) la elección de Obama en el 2008, donde el S&P 500 cayó 20%, evento no relacionado con su elección, sino con el colapso de Lehman Brothers; y 2) la elección de Trump donde el índice subió un 6,2% debido a las apuestas que se hicieron sobre un aumento de la inversión en infraestructura, recorte de la tasa de impuestos a las empresas y reducciones en diversas regulaciones para facilitar los negocios.


Nuevo plan de estímulo fiscal. El mercado valora positivamente una eventual segunda ronda de estímulo fiscal. Sería beneficiosa para el crecimiento de EEUU y generaría más inflación. Por ello, los inversionistas han estado tomando más riesgo y saliendo de los instrumentos de refugio, como los bonos del Tesoro. Desde comienzos de agosto, la curva de tasas de instrumentos del tesoro norteamericano viene aumentando su pendiente debido a las alzas significativas en los instrumentos a más de 2 años.

Tasas de instrumentos del Tesoro de EEUU entre 3 meses y 10 años, 23-oct-2020.


Cambio en la percepción de riesgos. En un nivel de tasas cercanas a cero, la renta fija deja de ser un refugio eficaz. El riesgo de nuevas alzas y generar pérdidas es muy superior al espacio que hay para nuevas bajas. Esto está llevando a los inversionistas que están en renta fija, a rebalancear sus carteras incorporando otras clases de activos, como las acciones, para mejorar su relación riesgo/retorno.

VIX, 23-oct-2020.


La temporada de resultados. Se ve promisoria. Importantes indicadores de actividad económica de EEUU, como el Composite PMI y las ventas del retail, mostraron una importante recuperación durante el 3Q20 lo que augura que las utilidades de las compañías también podrían ser buenas.


De hecho, en lo que va de octubre, cerca del 25% de las compañías del S&P 500 ya han reportado y cerca del 83% de ellas han excedido las expectativas del mercado.


Atentos entonces con estar desinvertidos durante estos días.


23 de octubre de 2020.



25 vistas0 comentarios